1 jul. 2009

¿Por qué ENCIENDE?

ENCIENDE se inspira en la necesidad de incluir las ciencias como un elemento fundamental en la cultura que permita un dictamen correcto sobre la realidad. Un simple ejemplo. La producción científica europea y la americana son muy parecidas, si no iguales; la incidencia de esa ciencia sobre el sistema productivo viene a ser en América unas cuatro veces mayor. La sociedad americana tiene un dictamen más atinado y operativo sobre el papel que la ciencia juega en el mundo de hoy: es pues científicamente más culta que la europea. No bastan políticas sobre el sistema productivo o la comunidad científica, es un problema que arrancan desde la escuela.
Dentro de COSCE hay numerosas iniciativas que afectan precisamente a la enseñanza: Olimpiadas, Grupos especializados de didáctica y otros. No debemos ignorar el papel que pueden llegar a jugar si se aprovechan todos esos elementos.

En términos específicos, la propuesta consiste en explotar la existencia de iniciativas tales como:

- Estructura de las Olimpiadas en Ciencias
- Grupos de didáctica de las sociedades científicas
- Otras sociedades con el mismo fin
- Iniciativas privadas e instituciones, tales como: fundaciones, CSIC, etc.
- Museos de ciencia y tecnología
- Centros de enseñanza
- Universidades

En todos estos casos existen precedentes suficientes para avalar la procedencia de su participación en esta sugerencia.

ÁMBITO
Todas las etapas de la enseñanza incluyendo, muy especialmente, la infantil.

OBJETIVOS

Concebido como una estructura de la sociedad civil, el proyecto ENCIENDE tendría los siguientes objetivos:

1) Realizar un seguimiento del sistema educativo con emisión de conclusiones periódicas. En gran medida esto se puede organizar inicialmente a través de las Olimpiadas que tienen además una fase internacional.

2) Recibir sugerencias y propuestas de profesores que deberían incluirse por etapas en esta iniciativa.

3) Impartir ciclos de seminarios concebidos esencialmente para enseñantes, pero sin olvidar el contacto con los alumnos. ( Hay ya iniciativas en marcha en esa dirección).

4) En su caso, participar en conferencias en colaboración con instituciones públicas y privadas.

5) Publicar materiales didácticos en versiones bilingües (castellano e inglés), de formato reducido, dirigidos fundamentalmente, aunque no exclusivamente, a profesores. La idea sería difundir estos repertorios no sólo en España con un énfasis muy especial hacia Iberoamérica. (También en este campo hay ya iniciativas). No se trata en absoluto de editar libros de texto sino de constituir bibliotecas fáciles y accesibles para todo el sistema educativo y mantenerlo así conectado con la comunidad científica.

6) Constituir un foro natural de encuentro entre las comunidades científica y educativa desde las primeras etapas de la educación infantil.

7) Organizar congresos y reuniones, así como la posible concesión de premios, sin carácter regular.

8) Disponer, en definitiva, de un laboratorio de referencia sobre el sistema educativo en lo que a las ciencias se refiere.